30 de julio de 2008

De la abyección


"Recuerdo una de las sesiones del VII Congreso de los periodistas cubanos, donde se suscitó un diálogo que prueba la insaciable sed de conocimiento de Fidel y su genialidad para sintetizar los procesos más intrincados de esta tecnología. Alguien mencionó el hipertexto, y Fidel…" (Carlos Valenciaga, Jefe de Despacho de Fidel Castro)

—Si usted da un click aquí, mi Comandante,
su vasta y poderosa inteligencia
verá como este texto va pa'lante
a cumplir su misión, en la secuencia.
Pero explíqueme a mí, con su incesante
sagacidad, estilo y elocuencia
probada, sostenida, itinerante,
cómo funciona esta circunferencia
virtual, cómo es que el subrayado
se extiende hacia otro y otro más, frenético,
y las trampas probables que ha dejado
el Imperio en el campo cibernético,
que puede ser viral, como el mosquito…
—Valenciaga: usted y el infinito…

5 comentarios:

bustrófedon dijo...

Maestro, mi aporte a la zafra:

«¿Qué cosa es el hipertexto?»,
le pregunta el comandante
a su bovino ayudante
y éste le explica el contexto:
«La vida en la red de redes
se parece a aquel espejo
de Alicia, la del conejo:
laberinto sin paredes…».
Y el loco entendió solito:
Internet: el infinito.

Jorge Salcedo dijo...

Ya lo vi. Te me adelantaste.
"Laberinto sin paredes…" Muy bueno eso. El loco conoce bien lo opuesto.
Aunque, aquí entre nos. Creo que los que nos estamos volviendo locos somos nosotros.

bustrófedon dijo...

¿Nos estamos volviendo locos? Me encanta tu optimismo.

machetico dijo...

Expulsan versos para que no se vuelvan locos. Sigan, please, que el bloguerío está lleno de versificadores tímidos, guajiros y ustedes les dan voz.

Eufrates del Valle dijo...

Comienzo el dia riendo y poetizado. Muy bueno, estimado Salcedo.