5 de marzo de 2009

30. Conrad Siever

No en el jardín abandonado
donde los cuerpos se transforman en yerba
que no alimenta hato, o en las siemprevivas
que no producen frutos—
ahí donde a lo largo de la sombreada senda
se oyen vanos suspiros
y se entretienen sueños todavía más vanos
de comunión con los que ya partieron.
¡Aquí, bajo el manzano
que amé y cuidé y podé
con manos sarmentosas
durante largos años;
aquí, en las raíces de este manzano invernal,
moviéndome en la savia y el ciclo de la vida,
en el abono y la substancia de este árbol
y en el viviente epitafio
de las manzanas más rojas!

Edgar Lee Master: Spoon River Anthology
Traducción: © Jorge Salcedo