26 de octubre de 2008

Tu huella


No te apenes, muchacha, por los días
que apagarán tus labios,
que dejarán su huella
en tu piel, en tus gestos;
porque la destrucción no hará otra cosa
que exaltar esa gracia
que hoy visitamos todos,
que hoy anhelamos todos.
Quien tiene la belleza vive justo en su tiempo.

Ilustración: Retrato de una joven, c. 1480. Sandro Botticelli.

2 comentarios:

Isis dijo...

Reconfortante. Gracias.

Zoe dijo...

Espléndido.