17 de marzo de 2009

36. Julia Miller

Tuvimos una bronca esa mañana,
porque él tenía sesenta y cinco, yo treinta
y me sentía inquieta e inmensa con el niño
cuyo parto me horrorizaba.
Pensé en la última carta que me escribiera
aquel extraño espíritu juvenil
cuya traición oculté
casándome con el anciano.
Luego tomé morfina y me senté a leer.
Por entre las tinieblas que cubrieron mis ojos
puedo ver el destello de estas palabras hasta hoy:
"Y Jesús le dijo: En verdad te digo
que esta tarde estarás
conmigo en el paraíso."

Edgar Lee Master: Spoon River Anthology
Traducción: © Jorge Salcedo

3 comentarios:

Superwoman dijo...

Un poema con fondo. Por cierto, los invito a escribir y leer aqui, donde he decidio postear despues de dejar las cosas bien claras:

http://www.circuitopenal.blogspot.com/

No le teman al Juez, es mas blando de lo que parece y sus entradas van a ir en son de broma, puro chucho. Ese rigor que muestra es fachada solamente. Salud y gracias!

Jorge Salcedo dijo...

Un poema sin fondo.
Link whore!

CLD dijo...

Jorge, este esta duro, esta de ampanga...

Disculpa mi ignorancia, pero que paso con este poemario en su momento? Recibio censura? Paso inadvertido?

Un abrazo.