29 de junio de 2009

55. Lucius Atherton

Luciendo un rizo en mi mostacho
y mi pelo negro,
los pantalones ajustados
y un gemelo de diamante,
yo era la sota de corazones y gané más de una mano.
Pero cuando asomaron las primeras canas,
hete aquí que una nueva generación de muchachas
se reía de mí, ya sin temor,
y no tuve más aquellas apasionantes aventuras
en donde salvo un tiro me ocurrió cualquier cosa por galán despiadado,
sólo amoríos insípidos, ligues recalentados
de otros días y otros hombres.
Y pasó el tiempo y me mudé al restaurante de Mayer,
parte del servicio expreso, un gris, desaliñado,
desdentado, descartado Don Juan de provincias…
Hay una sombra fuerte aquí que canta
de una tal Beatrice,
y noto que el impulso que lo hizo inmenso a él
me arrastró a mí a la escoria.

Edgar Lee Master: Spoon River Anthology
Traducción: © Jorge Salcedo