21 de noviembre de 2009

Linchamiento perfomático en G y 23



Linchamiento perfomático en G y 23. Marcha del pueblo combatiente contra el ciudadano pacífico.

Esta calle es de Fidel… Y la que hace esquina. Y la otra.

La calle es la frontera. No hay salud pública en Cuba.

¡Pa' lo que sea, Fidel, pa' lo que sea… Palo que sea palito. "¡Paredón, paredón, paredón…!"

Es más fácil que responda Obama –o Raúl– que el pueblo cubano.

La solución de los problemas de Cuba pasa por la aritmética. No es cuestión de numeritos, sino de número.

El diálogo con el gobierno requiere más interlocutores de nuestra parte.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo siento verguenza, poeta, todo esto me hace leer mal y ver Mancha del pueblo combatiente. Nadie hace nada, observan, bailan, corean, unos "enviados" actúan... pero nada mas. Otra vez a llegar a la casa, y ver la tv...

JOSÁN CABALLERO dijo...

Ahí te dejo mi crónica de este hecho acontecido con Reynaldo, amigo Salcedo, ojalá puedas ponerlo en tu blog, abrazos, Josán Caballero.

LA CITA INTRANSITABLE

Hacer alto a su muerte es imposible,
cuando esa turba se muestra intransitable:
¿País prestado a bullicio tan amable,
merece juventud impredecible?

El miedo no es su karma, ni la audible
hambruna ante principios denostables:
La ira confundida entre los cables
se enreda con la náusea más temible.

Adónde van las huestes carcomidas,
sino a negarse al fin que son hermanos,
descifrando el desmán de ese hortelano,

que come y asegura, en su mordida,
dar al mundo otra prueba del desgano
que ha prendido en su turba de cubanos.


Que ha prendido en su turba de cubanos,
diezmada sólo por la incompetencia
de ideales, que aseguran su impotencia,
ante el muro senil de tantas manos,

empuñadas por seres tan ufanos,
como si semejante disidencia
atentara feroz con su decencia,
pronto en tela de juicio: Mito insano

que el hortelano impide remover,
con una libertad a medio hacer,
aturdida y cegada por su “gloria”,

pero esta cita deshecha, sin memoria,
podría reescribirse cual historia
de un pueblo que está a punto de aprender.


De un pueblo que está a punto de aprender
que la conciencia no es objeto de discordia,
cuando un gobierno asume la concordia
como un juego de bandos, a saber

con ese Arma-Ge-Dos, que al someter,
a unos contra otros ceremonia
conducta tan brutal, que testimonia
hasta cuánta infamia puede haber

en estas situaciones perentorias,
en que son condenados por escorias
aquellos que maldicen el poder

de un hortelano que niega hasta el comer
a sus hijos, cual Cronos furibundo,
lanzado de por muerte al inframundo.

JOSÁN CABALLERO
20 de noviembre del 2009.

Luis Rubiano dijo...

?No es esa, oh Jupiter, la arcilla
que el apolineo barbado guerrillero
modelo in vitro? con asesino esmero
remeda de los maras su pandilla.
Esta maldicion guaricandilla
?no fue aquella que con certero
afan, y formas de matrero
empuno en el 80 la cabilla?
Y pensar que cientos de miles de aquellos hijos de puta se esparcieron por medio mundo, solo en Miami viven cien mil. Como no me alcanza el tiempo para la nueva cuba futura, me aleje de esa miasma emputecida, encanallada, las misma porqueria que gritaba al tribunal espanol la muerte para los 8 estudiantes, la misma fetida masa endemoniada que exigia paredon, los mismos que atacaron a sus vecinos a una senal del ganster mafioso, narcoguerrillero, traidor, asesino, mentiroso, ladron, manipulador, hipocrita, pero con el arte genialmente sulfuroso de poder remover el estiercol y lanzarlo para que defiendan su obra: una Habana sucia, miserable, destenida, derrumbada, envilecida,ruinosa, enmohecida como una tumba abandonada ...

Robin Hood dijo...

A ver si puedes poner este soneto contra la ladilla de Yoani, un tal Belfegor, amigo Jorge:

El Diablo más que diablo es esperpento
de nombre Belfegor, y atroz linaje
payaso del castrismo, pobre paje
rata blanca en su rojo experimento

Pobre mujer, pobre hombre, pobre ente
pues más que humano el Látigo es vacío
pura envidia, frustración y desvarío
intentando posar de indiferente

Es su vida una triste bufonada
un rescabuchear innoble y pordiosero
un penar de enjundiosa garrapata

Pobre Látigo, que no restalla en nada
pobre destino, ser la sombra de un bloguero
en el pastel del odio, crema y nata.

Anónimo dijo...

Que soneto Hood, 5 estrellas.

Anónimo dijo...

a mi me espantó eso cuando lo conocí y lo viví casi a diario cuando lo del Mariel, y por suerte no en el papel de víctima. Ahora me da asco.
Salcedo, a ti que te tengo por una persona inteligente y de libre pensar: yo quisiera saber cómo Reynaldo se imaginaba que iba a suceder ese encuentro? qué era lo que se podía esperar que sucediera?

Jorge Salcedo dijo...

Perdonen mi ausencia por aquí. Recargaba pilas, y cuando recargo no escribo.

Anónimo 4:43, lo que describes es cierto, pero no te deprimas con estos actos. Ése es uno de sus objetivos, que te deprimas, que te desanimes, que te desilusiones. Ése es el sentido preciso de la frase "que vuelvan a sus guaridas", que nos sueltan los matones por boca de los abúlicos.

Josán, gracias por los versos.

Luis, es cierto, hay cientos de miles de cubanos que no pueden vivir en Cuba ahora, que no soportaron más aquello, pero que alguna vez participaron en estas "actividades combativas". Más que echárselo en cara, yo prefiero invitarlos a reflexionar sobre los mecanismos y resortes psicológicos que los llevaron a ser parte del castrismo activo en algún momento. Yo estudio los males de Cuba en mí mismo. Y luego intento superarme, superarlos.

Robin, no estoy muy familiarizado con el Látigo. Acabo de pasar por su blog y veo una entrada suya con boberías al estilo Varela, la misma mezcla de pujos, amaneramiento interpretativo y falta de información. Parece alguien muy aislado o aislada. Un esperpento, sí.

Anónimo 10:52, habría que preguntarle a Reinaldo. Yo no sabía a ciencia cierta si lo ignorarían, si harían uno de estos actos o si lo detendrían en el camino. Creo que Reinaldo midió bien el machismo castrista, pues el desafío, aunque fuera verbal, los obligaba a responder. Y a responder bien macho, de un modo "contundente" y aleccionador. Una de las cosas más interesantes del castrismo es su esfuerzo por presentar todas sus respuestas a los opositores como respuestas populares. Marchas, actos de repudio, firma de millones por el socialismo irrevocable, etc. Creo que escribiré algo sobre esto pronto.

Gracias a todos por comentar.

Anónimo dijo...

salcedo, quiero escribirte y no tengo manera... el periódico cerró (puedes enterarte de los detalles en el blog 'la opinión sigue viva') y he perdido tu dirección.
no me canso de mirar las imágenes del acto de repudio. el asco se me acumula en todas direcciones.
un abrazo,
ana

Jorge Salcedo dijo...

Ana, te escribí hace un rato, si no te llega, me puedes localizar en salcedomaspons@gmail.com

Demonio Belfegor dijo...

Robin Hood,
Ante todo gracias por su poema.Aunque bastante cursi y lleno de errores garrafales de redaccion, al final le reconozco su intencion.
A los demas, sus opiniones e imbecilidades me tienen sin cuidado,gusanos de pacotilla.
Viva Fidel y la revolucion.