2 de enero de 2013

En olor de mocedad


Que el Año Nuevo nos coja
con las manos en la masa,
libando ron y cachaça,
viviendo sin vuelta de hoja,
que incite a la pelirroja
que hirió mi insularidad,
que nos cure la amistad,
que no nos cure el amor,
que nos conserve un rubor
en olor de mocedad.