25 de julio de 2008

Cuba en cliché (La lista Google)



Un mapa de Cuba, la palabra "Cuba", la bandera cubana,
el malecón con su puta cada día más joven,
la revista Bohemia, el Hotel Nacional,
El Morro, la morriña, La Cabaña,
La Punta, el mediopunto, el contrapunto,
un rótulo comercial anacrónico y utópico,
el color verdeolivo,
el azul varadero,
el malecón en blanco y negro con sus negros saltando hacia la espuma blanca,
la multitud que marcha,
la multitud que aplaude,
la multitud que se asila (1980, 1994)
un pordiosero con un celular,
el malecón con su cubano silueteado a contraluz,
un derrumbe, otro derrumbe, cien mil derrumbes,
las pintadas revolucionarias, los carteles revolucionarios, la realidad,
un bosque de banderas,
una transmisión en cadena,
los estantes vacíos y las balsas vacías,
los carritos polacos y las bicicletas chinas,
un llamado a la crítica constructiva y responsable,
el triunfo perenne del equipo Cuba,
el apoyo de la ONU, la victoria en la ONU,
la victoria moral, el revés en victoria,
la libreta de racionamiento,
el aniversario de la libreta de racionamiento,
la tarjeta blanca y el carné de identidad,
los cuarteles convertidos en escuelas,
las escuelas convertidas en iglesias,
las iglesias convertidas en almacenes,
las palabras a los intelectuales,
el aniversario de las palabras a los intelectuales,
el quinquenio gris,
el ajiaco, la caldosa y la transculturación,
el tabaco y la caña, la papaya y la yuca,
Yoani Sánchez y Generación Y,
la excepcionalidad y el Periodo Especial,
la cara de hierro del Che,
la cara de yeso de Martí,
el sombrero alón de Camilo,
la rueda de prensa de los disidentes,
la mesa redonda de los atorrantes,
el conjunto sonriente del pionerito blanco, la pionerita negra y el pionerito mulato,
la pañoleta azul, la pañoleta roja,
Martí y Casal, Lezama y Piñera, Silvio y Pablo,
la Vieja Trova, La Habana Vieja, el almendrón,
los rezagos del pasado convertidos en victoria,
hasta la victoria siempre,
el huevo frito y la croqueta,
Miami y los CDR,
una guagua desbordada, una fachada sin detrás,
un recibimiento, un recorrido, un congreso,
lo que dice Fidel, lo que dijo Fidel, las peripecias de Fidel,
la cara de Fidel, las barbas de Fidel, las botas de Fidel,
los presos políticos luchando contra la tiranía y el olvido,
los que se van, los que se fueron, los que llegan,
la estática, el libro forrado,
la inmortalidad de Alicia Alonso,
los cumbancheros, los cantantes, los peloteros,
Tropicana, Trinidad, La Tropical,
la educación, el deporte, la salud,
la universidad para todos,
la escalerilla del avión,
el estudiante latinoamericano,
el presidente latinoamericano de visita,
el barroco, La Rampa, Coppelia,
el ingenio, el bohío, el guateque,
el barracón, los albergues, los mambises,
el malecón (llévame a donde tú quieras, pero no al malecón)
el internacionalismo y los ex combatientes internacionalistas,
el nacionalismo embrutecido y embrutecedor (lo dice Paz)
la crisis de los cohetes, las cubanas, los cubanos,
el choteo,
las despedidas.

(photo: © Jendayee)

25 comentarios:

bustrófedon dijo...

Salcedo:
Este poema es inmejorable. En respuesta, me repito y te dejo un soneto que ya conoces... y un abrazo agradecido.
***

Retrato expresionista de una isla

Una isla: una mascota, un esperpento,
un traidor, un sociópata, un amigo,
una esquina, una lápida, un testigo,
un crimen, un recuerdo, un monumento,

un rencor, unos miedos, una playa,
una brisa, un dolor, un libro abierto,
una sombra, unos gritos, algún puerto,
una madre, una balsa, una batalla,

unas tardes acaso irrepetibles,
un olvido, una fuga, una silueta,
un pariente, unos golpes, una infancia,

una culpa, un perdón ineludibles,
un desmayo, una celda, una glorieta,
un adiós y por siempre una distancia.

Jorge Salcedo dijo...

Gracias, Bustro, pero exageras. Lo único que hice fue poner "Cuba" en Google y comencé a versificar. Así de simple.

Tu soneto es excelente. ¿Por qué no está en Los culpables? Estoy en deuda contigo. Explícita, y tácitamente, estoy en deuda con mil gentes. Y ni te cuento conmigo…

El tema se presta para un poema que, para no perder la atención de los lectores, debería comenzar así:

Me cago en Castro y aquí van mis deudas…

Ya sé, se presta para un cadáver exquisito, pero no tanto, ni tan urgentemente como otros temas. Mañana es 26. Qué propones?

Anónimo dijo...

Siempre es 26...

Anónimo dijo...

Siempre es 26...

Hugo dijo...

Sin dudas, un excelente poema. por alguna razon (sea cual sea) tu eres el tipo que le ha dado en la misma costura al tema de como nuestra generacion mira a cuba desde donde quiera que este. una especie de Douglas Coupland cubano.

Isis dijo...

Sí, excelente e inmejorable.
La definición.

bustrófedon dijo...

Me cago en Castro y aquí van mis deudas:
la leche prometida no aparece...

Jorge Salcedo dijo...

Me cago en Castro y aquí van mis deudas:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece…

bustrófedon dijo...

Me cago en Castro y aquí van mis deudas:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece...
Con tanta mala leche nos endeudas.

bustrófedon dijo...

Lennon, tira CDDC, que a "deudas" no hay manera de encontrale rima...

Jorge Salcedo dijo...

Me cago en Castro y aquí van sus deudas:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece...
Con tanta mala leche nos endeudas.

Láctea es la fe con que la masa leudas

Jorge Salcedo dijo...

Coño, Bustro, posteamos al mismo tiempo. Dale sin miedo, que hoy es 26.

bustrófedon dijo...

Me cago en Castro y aquí van mis deudas:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece.
Con tanta mala leche nos endeudas:

láctea la fe con que la masa leudas,
láctea la substancia que envilece...

___
De acuerdo, que de los cobardes se escribe poco.

Jorge Salcedo dijo...

Me cago en Castro y aquí van sus deudas:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece...
Con tanta mala leche nos endeudas.

Láctea es la fe con que la masa leudas,
láctea la substancia que envilece,
lácteas las reces… ¡¿Onde etán la rece…

bustrófedon dijo...

Me cago en Castro y aquí van sus deudas:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece...
Con tanta mala leche nos endeudas.

Láctea es la fe con que la masa leudas,
láctea la substancia que envilece,
lácteas las reces… ¡¿Onde etán la rece?
¿Y dónde está la leche que me enfeudas?

Jorge Salcedo dijo...

Me cago en Castro y aquí van sus deudas:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece...
Con tanta mala leche nos endeudas.

Láctea es la fe con que la masa leudas,
láctea la substancia que envilece,
lácteas las reces… ¿Onde etán la rece?
¿Y dónde está la leche que me enfeudas?

Mamando el marabú tengo a mi suegra

bustrófedon dijo...

Me cago en Castro y aquí van sus deudas:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece...
Con tanta mala leche nos endeudas.

Láctea es la fe con que la masa leudas,
láctea la substancia que envilece,
lácteas las reces… ¿Onde etán la rece?
¿Y dónde está la leche que me enfeudas?

Mamando el marabú tengo a mi suegra,
mientras ordeñas a diestra y siniestra...

bustrófedon dijo...

Lennon: ¿Qué te parece un cambio al singular y a la tercera persona? Propongo esto:
___

Me cago en Castro y aquí va su deuda:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece...
Con tanta mala leche nos endeuda.

Láctea es la fe con que la masa leuda,
láctea la substancia que envilece,
lácteas las reces… ¿Onde etán la rece?
¿Y dónde está la leche que me enfeuda?

Mamando el marabú tengo a mi suegra,
mientras él ordeña a diestra y siniestra...

Jorge Salcedo dijo...

Me cago en Castro y aquí van sus deudas:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece...
Con tanta mala leche nos endeudas.

Láctea es la fe con que la masa leudas,
láctea la substancia que envilece,
lácteas las reces… ¿Onde etán la rece?
¿Y dónde está la leche que me enfeudas?

Mamando el marabú tengo a mi novia,
mis primas van por leche a los hoteles,

______
OK, Lennon, te dejo los dos que siguen. La asonancia me estaba matando. Y deja hablar al sufrido pueblo de Centro Habana.

bustrófedon dijo...

Me cago en Castro y aquí va su deuda:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece...
Con tanta mala leche nos endeuda.

Láctea es la fe con que la masa leuda,
láctea la substancia que envilece,
lácteas las reces... ¿Onde etán la rece?
¿Y dónde está la leche que me enfeuda?

Mamando el marabú tengo a mi novia,
mis primas van por leche a los hoteles,
y ordeñan al cebú hasta la mañana.

¿Cuánto nos va a durar la lactofobia?

___
Ok, Lennon, liquida los dos siguientes y déjame rematar. Tengo una ideilla en mente.

bustrófedon dijo...

Quise decir: liquida el verso siguiente y déjame rematar.

Ah, la playa me hacer perder los sentidos...

Jorge Salcedo dijo...

Me cago en Castro y aquí va su deuda:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece...
Con tanta mala leche nos endeuda.

Láctea es la fe con que la masa leuda,
y láctea la substancia que envilece,
lácteas las reces... ¿Onde etán la rece?
¿Y dónde está la leche que me enfeuda?

Mamando el marabú tengo a mi novia,
mis primas van por leche a los hoteles
y ordeñan al cebú hasta la mañana.

Supera de una vez tu lactofobia.
Las vacas rojinegras son peleles.

bustrófedon dijo...

Me cago en Castro y aquí va su deuda:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece...
Con tanta mala leche nos endeuda.

Láctea la fe con que la masa leuda,
y láctea la substancia que envilece,
lácteas las reces... ¿Onde etán la rece?
¿Y dónde está la leche que me enfeuda?

Mamando el marabú tengo a mi novia,
mis primas van por leche a los hoteles
y ordeñan al cebú hasta la mañana.

Supera de una vez tu lactofobia.
Las vacas rojinegras son peleles.
¡Que por fin llueva leche en Centro Habana!

Jorge Salcedo dijo...

¡Centro Habana en 26!

Me cago en Castro y aquí va su deuda:
la leche prometida no aparece,
la leche derramada crece y crece
con tanta mala leche que me endeuda.

Láctea es la fe con que la masa leuda
y láctea la substancia que envilece,
lácteas las reces... ¡onde etán la rece!
¿Y dónde está los litros que me enfeuda?

Mamando el marabú tengo a mi novia,
mis primas van por leche a los hoteles
y ordeñan el cebú hasta la mañana.

Supera de una vez la lactofobia.
Las vacas rojinegras son peleles.
¡Que por fin llueva leche en Centro Habana!

bustrófedon dijo...

Date un brinco por la esquina...