22 de julio de 2008

La Fama

Cenábamos en SoHo
y la pareja de la mesa contigua
se levantó para irse. La mujer
se detiene y me dice: Solo quiero que sepa
que yo he comprado todos sus libros de cocina
y podría jurar sobre ellos! Me repongo
y alcanzo a responder: Al parecer, señora,
mis libros no le han hecho nada mal!
Aquello, por supuesto, era un poco arrogante
para quien quiera que yo fuera.

—Les Murray

(El original: New Yorker, September 17, 2007)

2 comentarios:

Al Godar dijo...

Incluyo tu blog en mi lista de : Blogs Sobre Cuba
Saludos,
Al Godar

Jorge Salcedo dijo...

Gracias, Al. Y gracias por pasar.