8 de agosto de 2008

Potencia deportiva


Hoy se inician los Juegos Olímpicos de Beijing, que, según leo, prometen ser un espectáculo comparable solo a los de Berlín, 1936. Para la delegación cubana que participa, y para la que no participa, mis saludos, y este breve recuento de mi vertiginosa carrera deportiva.

Yo era bueno jugando fútbol.
Yo era bueno jugando béisbol.
Yo era bueno jugando ping-pong.
Ahora nadie me cree.

Mi país es una potencia deportiva.
Yo hice quince goles cursando 11no. grado.
Fui el líder goleador de aquella temporada
en mi escuela, fue allá por los ochenta.
Ahora nadie me cree.

Yo siempre hacía el equipo de voleibol de la escuela.
No era una “morena del Caribe”, es cierto,
pero hacía el equipo desde los 12 años
y alguna vez ganamos un torneo.
Ahora escribo poemas, y parece improbable.

Fui campeón de tenis de mesa del municipio Playa.
Eso debe constar en alguna gaveta.
No es un deporte que excite la fantasía de las multitudes
pero yo era un deportista minoritario, eso es todo;
ahora soy poeta, que no es muy diferente,
y hasta pudiera parecer vanidad
que lo diga yo mismo, pero alguien tiene que decirlo.

También fui ganador de salto alto
en la primaria, y de 50 metros planos;
he practicado gimnástica y natación por breve tiempo,
no era gran cosa, es cierto, pero no siempre puede serse;
jugaba a la pelota en varias posiciones,
lanzaba la jabalina muy lejos, lo recuerdo;
practiqué tenis de campo y otros deportes con raqueta;
luego me dio por la poesía, así es,
y fui dejando lo demás, adelgazando, despidiéndome.
Si me hubiera casado con un deporte habría ido lejos.
Me compliqué con las palabras y no sé dónde estoy.
La gente en torno mío no es muy crédula.
Mi país es una potencia deportiva.
Yo nací en mi país.
Ahora nadie me cree.

Foto: Jorge Salcedo

9 comentarios:

bustrófedon dijo...

Te creo.

Isis dijo...

Bustro , me "quitas" los comentarios.
Eso mismo le iba a decir a Salcedo, y bueno, lo digo: te creo.

Isis dijo...

Bustro , me "quitas" los comentarios.
Eso mismo le iba a decir a Salcedo, y bueno, lo digo: te creo.

bustrófedon dijo...

Reina querida, estamos en la misma cuerda.

Manuel Sosa dijo...

En mi único juego de baseball, bateé de 6-1, y fue un hit dentro del cuadro, pues podía correr bastante. Y capturé un buen batazo de línea en el right field. Era un equipo de la Asociación Hermanos Saíz contra un team de barrio espirituano. Perdimos.

Mi amigo Alcides Herrera, colaborador ocasional del blog vino de emergente y se ponchó con unas bolas malísimas. Y nos hizo jurar que aquello no saldría de allí.

Jorge Salcedo dijo...

Isis, Bustro, su fe me sostiene.

Sosa, espero que Alcides te haya confiado muchos más secretos. Soy todo oídos.

Armando Añel dijo...

Excelente poema, y divertido. Toda una carrera deportiva, Jorge. Yo de pequeño jugaba futbol de cuatro esquinas y ganaba, a ratos, a pura zancadilla. Felicitaciones

Alina. dijo...

Me gusta mucho como escribes...me encanta este poema.
Un saludo(o los que quieras).

Jorge Salcedo dijo...

Gracias, Alina. También disfruto mucho f16. Por ahí me asomo a La Habana. Y me asomo a menudo.