13 de enero de 2009

La demora

La muerte no: la víspera, el presagio,
el rumor, el indicio, la sospecha,
la feliz coincidencia de una fecha,
el remo a la deriva, no el naufragio.

La demora, su miel y su contagio,
el enigma, la duda insatisfecha,
la alineación astral, la última flecha,
un semblante, un silencio, algún adagio.

La ausencia, el desencuentro, la agonía
acumulada, no la suya, ésta
que tensa los estambres de la araña

y con su propia maña y simetría
dispone los cristales de la fiesta
y mece por su cuello la guadaña.

2 comentarios:

TIROFIJO dijo...

Ya vez. Nada que decir. Un buen poema. La mejor manera de entender una crítica, de reaccionar a ella.

bustrófedon dijo...

Sin coda posible.