23 de enero de 2009

Penúltimas reflexiones



I

Aquí Fidel, reportando.
Me entrevisté con Cristina,
me habló mucho de Argentina,
no sé bien por qué ni cuándo.
Ya la había estado observando
mientras hacía ejercicios.
No hubo debates. Ni juicios
sumarios. Le hablé de Obama.
Luego pasó algo en la cama
y me ofreció sus servicios.

II

Obama, como decía,
es el presidente undécimo
del Imperio —malo, pésimo—
de la Era que era mía.
Con la pluriporquería
y el terrorismo de estado
que hereda, poco le es dado
sin un cambio de sistema.
Pero hablemos de otro tema:
mi muerte. ¿Se han enterado?…

4 comentarios:

Isis dijo...

Buenísimo, querido Salcedo.

ana c. dijo...

jajaja. igual que isis, pienso que es muy bueno

Jorge Salcedo dijo...

Gracias, ustedes siempre tan generosas. Yo sólo intento ponerme en su piel. ¡Buah!

cochinillo dijo...

deberías ensayar algo así como una rememoración de sus delirios. Al borde de la demencia senil, la mente del Coma recuerda por última vez la Historia. Le vienen imágenes como flashes de sus buenos tiempos: el asalto al Moncada, la entrada a La Habana, Girón, los días del Flora, el plan lechero Niña bonita, la Gran Zafra, el Cordón, La Ofensiva, etc. Antes de estirar la pata, el tirano rememora todo en un largo monólogo lírico. Una Comedia...