9 de febrero de 2009

20. Benjamin Fraser

Sus espíritus golpeaban el mío
como las alas de mil mariposas.
Cerraba los ojos y sentía sus espíritus vibrando.
Cerraba los ojos, y aún notaba sus pestañas
rozando sus mejillas al bajar la mirada,
o cuando volvían el rostro,
o cuando su ropa se les enganchaba
o caía de ellos en magníficos pliegues.
Sus espíritus contemplaban mi éxtasis
llenos de asombro ante mi soñadora despreocupación.
Sus espíritus consideraban mi tortura;
se la bebían como si fuera el agua de la vida;
encendidas las mejillas, el brillo en los ojos,
la llama ascendente de mi alma doraba sus espíritus
como las alas de mil mariposas desapareciendo en el sol.
Y me imploraban por la vida, la vida, la vida.
Pero al tomar la vida,
al agarrarles y estrujarles el alma
como el niño estruja en sus manos las uvas
y bebe de sus palmas el jugo morado,
llegué a este vacío sin alas,
donde ni el rojo, ni el dorado, ni el vino
ni el ritmo de la vida se conoce.

Edgar Lee Master: Spoon River Anthology
Traducción: © Jorge Salcedo

2 comentarios:

CLD dijo...

Excelente, Jorge. Uno de los mejores, en mi opinion. Gran trabajo en la traduccion!

Un saludo.

Jorge Salcedo dijo...

Gracias, Camilo. Es también uno de los más difíciles de traducir. Como todo el mundo sabe, es imposible escribir un poema sin asumir alguna perspectiva concreta. Y esto vale tanto para el poeta como para el traductor. Por lo tanto, hay que decidir quién es Benjamin Fraser, y no está muy claro en el contexto. Yo lo asumí como el hijo de la puta del pueblo, mi muy querida Daisy Fraser, y desde ahí lo traduje. BJ es el hijo en la presencia de su puta madre y el pueblo que la disfruta y desprecia.
No se lo cuentes a Sosa.