4 de abril de 2009

40. Theodore, el poeta

Siendo niño, Theodore, te sentabas por horas
junto a la orilla turbia del Spoon,
los ojos fijos en la entrada de la cueva del cangrejo,
aguardando a que saliera, lanzando hacia adelante
las antenas como briznas de paja,
luego todo su cuerpo color de saponita
y sus ojos gamados de azabache.
Y te quedabas en un trance pensando
qué sabía, qué deseaba, para qué vivía el cangrejo.
Luego tus ojos se posaron sobre los hombres y mujeres
ocultos en las grutas de su destino en las ciudades,
esperando a que sus almas se asomaran
y poder ver por fin
cómo vivían, para qué
y por qué andaban todos tan afanados arrastrándose
por la senda arenosa donde escasea el agua
cuando el verano se retira.

Edgar Lee Master: Spoon River Anthology
Traducción: © Jorge Salcedo

2 comentarios:

Superwoman dijo...

Si que eres un poeta.

Y hablando de versos, los invito a leer y comentar nuestro post en Codigo Penal ( http://circuitopenal.blogspot.com ) sobre el nuevo ciclo de la blogosfera cubana.

Todos con Chiquita Mala!

Camilo dijo...

El poeta como observador, sociologo, filosofo... Todo el mundo de las palabras y los pensamientos se entreteje...

Abrazo. Excelente traduccion, como siempre.

pd: Estop se ha convertido en vicio para mi. Vicio bueno, en todo caso.