24 de mayo de 2009

Noche de primavera

Me acuesto con la brisa que entra por la ventana.
Tiene la edad perfecta, el toque ideal.

La brisa explora con su dedos los rasgos de mi cara.
Se amolda a la silueta vaga que soy en la penumbra.

Noche de primavera con ventana al jardín.
Dioses perdidos en la noche, anteriores al sueño.

Me entregaba al azar, al cansancio, en sosiego.
Ha llegado la brisa porque no la esperaba.

1 comentario:

chiquitacubana dijo...

Me acuesto en la brisa que entra por la ventana.
Tiene la edad perfecta, el toque ideal.

La brisa explora los rasgos de mi cara.
Se amolda a la silueta vaga que soy en la penumbra.

Noche de primavera con ventana al jardín.
Dioses perdidos en la noche, anteriores al sueño.

Me entregaba al azar, al cansancio, en sosiego.
Ha llegado la brisa porque no la esperaba.


Me gusta la sensacion que trasmite, logras esa belleza serena, complaciente del dejarse llevar...

te cambie ,por atrevida dos palabras, o tres, pero solo por gusto a las versiones, y porque a mi me sobraban. NO lo tomes a mal.

saludos y gracias.