12 de mayo de 2009

Ya no sé

Sé bien diferenciar
entre ti y la nostalgia.
Leo tus cartas con cautela
y alegría. Ya no sé
si soy joven.

No tengo ni siquiera
la convicción del deseo.
Me desvanezco sin resignación,
lejos de pena y alegría, me pierdo.