18 de junio de 2009

54. Aner Clute

Me hacían la misma pregunta una y otra vez,
mientras compraban la cerveza o el vino,
primero en Peoria, luego en Chicago,
Denver, Frisco, Nueva York, dondequiera que viví,
cómo es posible que haya llevado esta vida
y cuál fue su comienzo.
Les decía, bueno, un vestido de seda,
y la promesa de casarnos que me hizo un hombre rico.
(Fue Lucius Atherton).
Pero nada más lejos de lo cierto.
Supón que un niño roba una manzana
de la carreta de un mercado,
y todos comienzan a llamarle ladrón,
el editor, el sacerdote, el juez, todo el mundo,
"ladrón", "ladrón", "ladrón" adondequiera que va.
Y no encuentra trabajo, no puede buscarse el pan
sin robárselo, pues bueno, claro que va a robárselo.
La opinión de la gente del robo de la manzana
hace al niño lo que es.

Edgar Lee Master: Spoon River Anthology
Traducción: © Jorge Salcedo