2 de junio de 2009

Aprendizaje

Quiero aprender a ser humilde, me urge.
Quiero enterrarme vivo en una mano.
Quiero desheredarme de toda expectativa.
Quiero la yerba roja del otoño
perdida en las postales.
Quiero danzar debajo de una piedra.
Quiero llenarme de agua el abdomen y el tórax.
Quiero casarme en una cueva chica
con una araña viuda.
Quiero un desierto inmenso como un grito.
Quiero arder en el verso como arde la palabra.
Quiero ver desde lejos pasar a aquella niña.
Quiero dormirme fácil.
Quiero aprender a ser humilde.