29 de julio de 2009

Bruguera, Pánfilo y Raúl


Fidel se limpia con la mano, la pone frente a la lámpara y proyecta en la pared la figura de Raúl. "Una sombra: ése soy yo". Sombra Chinesca (Lauzán), Don Segundo Sombra (Enrisco), responsabilidad del compañero holguinero que colocó mal el sol. El cooooooooprovinciano de Raúl. O de Pánfilo II. Porque Raúl y Pánfilo son el mismo fenómeno, tragos más, tragos menos. Raúl improvisa a la sombra y se hace un autorretrato. Pánfilo se hornea vuelta y vuelta (con alcohol de reverbero y radiación ultravioleta) y se le escapa un análisis de la realidad nacional. Cuando se apartan del libreto, secretan realidad objetiva. Realidad pura de 90°, al sol, o de 40°, a la sombra. Para que no se nos desmayen. De Arte Calle a Arte Tribuna, del surrealismo con papayas al hiperrealismo locuaz o al performance comprometido/comprometedor. Bruguera, Pánfilo, Raúl y la revolución de las artes visuales en la Cuba de los ceros.