30 de julio de 2009

Algo muy bien podrían hacer con esas astas


Estados Unidos apagó un cintillo electrónico que difundía noticias en la sede de su misión en La Habana, y Yoani Sánchez, de Generación Y, se pregunta qué hará el gobierno cubano con las banderas que lo ocultaban.

¿Qué harán con las banderas? No lo sé.
Ahora bien, con las astas,
dado el grosor, tamaño, solidez
y altura solidaria
de sus miembros,
dada su juvenil
o recién descubierta
disponibilidad
para ensartar los símbolos
en el arco candente que une julio y agosto,
dada la redondez de su calibre
y la pulida, enhiesta superficie
de su metal, bañado en el salitre,
conocedor de multitudes
danzantes, de alaridos
diurnos, nocturnos, del sudor y el canto,
exaltado en la música del mar
y en la proximidad de sus iguales,
algo muy bien podrían hacer con esas astas.

Foto: AP.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuantas son? Alcanzan para el Comite Central?

Jorge Salcedo dijo...

First come, first served.

estodevivir dijo...

esta genial,de veras, jaja.

Chez Isabella dijo...

¡Ay, Jorge, pero qué bueno te quedó esto! Creo que esta noche evocaré esa imagen para tener dulces sueños. Saludines ;-)

Anónimo dijo...

salcedo, te acordarás de mi? tienes correo electrónico?

Jorge Salcedo dijo...

¿Y cómo voy a saberlo?
salcedomaspons@gmail.com