12 de agosto de 2008

La ofrenda



Soy la que soy
y bien pudiera ser
nieta de la chingada.
He nacido astuta, libre y miscelánea
y he cultivado lo que sé de los dioses.
También crecí donde se pudre el aire.
Mi única ofrenda será un hijo extranjero.

4 comentarios:

stock investment newsletter dijo...

when will you go online?

bustrófedon dijo...

Sacedo: ¿Pero cuándo “irás online”? Te pierdes un día del mapa y SIN se pone a protestar.

Al margen: estoy seguro de que la Malinche, santa patrona de ciertos traductores, se regocija con este poema.

bustrófedon dijo...

PD: Errata: Salcedo.

Jorge Salcedo dijo...

Bustro, eso de que la Malinche es la santa matrona de los traductores, ¿se refiere a la versatilidad idiomática de los niños bilingües o al comportamiento sexual de la madre de los traductores?