11 de abril de 2009

42. Jack McGuire

Me hubieran linchado
de no haberme trasladado en secreto
a la cárcel de Peoria.
Sucede que yo iba andando en paz para la casa
con mi jarra en la mano, algo tomado,
cuando Logan, el gendarme, me detuvo,
me llamó perro borracho, me sacudió,
y cuando lo maldije por ello, me dio un golpe
con el bastón pesado de la Prohibición—
fue sólo entonces que le disparé.
Me hubieran colgado si no fuera por esto:
Mi abogado, Kinsey Keene, ayudaba a procesar
al viejo Thomas Rhodes por la ruina del banco,
y el juez, amigo de Rhodes,
quería dejarlo escapar,
entonces Kinsey le ofreció dejar tranquilo a Rhodes
a cambio de darme catorce años.
Se cerró el trato. Cumplí mi condena
y aprendí a leer y a escribir.

Edgar Lee Master: Spoon River Anthology
Traducción: © Jorge Salcedo

1 comentario:

A Mano Limpia dijo...

Nosotros no polemizamos ni emitimos opiniones, nos limitamos a almacenar post arremangados, vengan de donde vengan. Si Jorge Salcedo busca debate, que no creemos, con nosotros pierde su tiempo.

Estamos actualizando...